DIFERENCIA ENTRE AMENAZA Y AGRESIÓN

Si alguna vez ha visto una serie criminal en la televisión, probablemente habrá escuchado el término “amenazas con agresión”. Aunque es verdad que los dos cargos están relacionados y a menudo vienen juntos, ¿Sabía que pueden ser dos delitos separados, dependiendo de la jurisdicción en la que ocurre el caso y dónde será juzgado?

Existe la idea equivocada de que amenaza y agresión son siempre lo mismo, pero hay algunas diferencias clave entre las dos.

En general, una amenaza consiste en intimidar a alguien con hacerle daño, pero el actor de la intimidación debe tener presente la capacidad de llevar a cabo esa amenaza. Por ejemplo, si alguien amenaza a otra persona por teléfono y le dice “¡Te voy a dar un puñetazo en la cara!”, no necesariamente sería una agresión, porque no tienen en ese momento la capacidad de llevar a cabo esa amenaza. En cambio, si el actor se encuentra frente a una persona y le dice “¡Te voy a dar un puñetazo en la cara!”, entonces es amenaza, porque en ese momento existe la capacidad de llevar a cabo esa amenaza.

La agresión es el acto en sí de tocar físicamente a alguien contra su voluntad. No requiere infligir un daño. Por lo tanto, amenazar a alguien con golpearle en la cara sería amenaza, y golpear a alguien en la cara sería agresión. Amenaza y agresión están tipificadas como delitos menores.

Sin embargo, tanto la amenaza como la agresión pueden ser “graves”. Esto es, si se usa un arma, o se inflige un daño, la severidad del delito aumenta, y entonces se convierte en delito grave. Por ejemplo, si el actor del hecho tiene una pistola, apunta a la víctima y dice “¡Te voy a matar!”, eso es una amenaza grave. En Florida, ese delito está penado con un mínimo de 3 años en prisión tras la condena. Si una agresión resulta en un daño físico serio a la víctima, la pena es de hasta 5 años en prisión.

Cuando se trata de cargos por amenaza y agresión, es importante que contrate a un abogado con experiencia y conocimiento de las muchas variaciones y complejidades que implican estos casos. Si usted ha sido acusado por amenaza, agresión, o ambos, llame a Barry M. Wax para hablar de sus opciones.

Law Offices of Barry M. Wax
Últimas entradas de Law Offices of Barry M. Wax (ver todo)