NUESTRA HISTORIA

ATENCIÓN PERSONAL, AYUDA EFICAZ

Desde que comencé a practicar el derecho en 1985, he sido testigo de primera mano de lo mental y emocionalmente agotador que puede ser afrontar cargos criminales de cualquier tipo. No importan las consecuencias o las sanciones, cada caso es de suma importancia para la persona acusada. Por esa razón creé la Firma de Abogados de Barry Wax basada en un único principio: atención 100% dedicada a sus necesidades personales.

Al principio de mi carrera, trabajé en la Oficina del Defensor Público de Miami-Dade, donde mis clientes a menudo no eran suficientemente informados de sus derechos, o les confundía tanto el sistema legal, que cometían graves errores en sus propias defensas. Como Asistente del Defensor Público del condado descubrí que manteniendo relaciones abiertas y honestas con mis clientes basadas en el entendimiento mutuo, se obtenían sistemáticamente resultados favorables. En los muchos años que han transcurrido desde mis comienzos he mantenido siempre ese acercamiento, y es precisamente la herramienta que pondré a su disposición desde el mismo momento en que me confíe su caso.