ES MUCHO LO QUE SE JUEGA: CÓMO UNA SENTENCIA PENAL PUEDE AFECTAR SU VIDA INCLUSO DESPUÉS DE HABER CUMPLIDO CONDENA

En las películas nada puede detener a un héroe, ni siquiera la cárcel. Desafortunadamente en la vida real, haber sido condenado por un delito o una falta puede tener consecuencias a largo plazo. Usted puede creer que cumplir un tiempo en la cárcel es suficiente castigo, pero la sociedad piensa de otra manera.

La principal consecuencia de una condena por un delito es la pérdida de sus derechos civiles. Estos incluyen el derecho a votar, el derecho a ocupar cargos públicos, el derecho a ejercer de jurado o el derecho a poseer un arma. Para la mayoría de las personas estas pueden ser las consecuencias más severas. Después de todo, el castigo que uno recibe como sentencia se cumplirá en algún momento. La pérdida de sus derechos civiles permanece en el tiempo, a menos que los recupere, lo cual puede ser un proceso muy largo y sin garantías de éxito.

Una condena penal también puede limitar oportunidades de trabajo y licencias profesionales. De hecho, cualquier persona condenada por un delito no puede hacerse oficial de policía, ni podrá ejercer de maestro de escuela. Muchas veces, una condena por delito significa no poder obtener una licencia para practicar derecho, arquitectura, o ser contable. Muchos organismos que otorgan licencias y departamentos gubernamentales podrían suspender la licencia a alguien que haya sido condenado por cierto tipo de delitos. Profesiones que pueden verse afectadas pueden incluir a agentes inmobiliarios, representantes de ventas y tasadores, farmacéuticos, fisioterapeutas o técnicos electrónicos. La mayoría de los empleadores realizan comprobaciones de antecedentes penales, y mientras que un antecedente penal pudiera no descalificarlo del trabajo, el empleador podría no contratar a ese candidato.

Desde el punto de vista social, aquellos condenados por delitos no pueden adoptar niños ni ser padres de acogida. También se les puede restringir viajar al extranjero por una condena penal y a veces incluso por un antecedente de delito menor. Por ejemplo, Canadá le denegará la entrada si tiene un antecedente de condena por DUI. También pueden verse afectadas las oportunidades educacionales, ya que un antecedente penal puede dar pie a la denegación de admisión a una escuela profesional o universidad, o prestación de becas o ayuda financiera. Bajo ciertas circunstancias, los propietarios de una casa pueden echar al inquilino que haya sido convicto.

Conclusión: Si a usted lo han acusado de un delito, se juega mucho. No piense sólo en la posible sentencia a la que se enfrenta, considere los retos con los que tendrá que lidiar el resto de su vida. ¡ Le puede costar más de lo que se pudiera imaginar!

Si usted o una persona cercana se encuentra afrontando cargos penales, necesita actuar de inmediato para proteger su futuro. Por favor, contacte con nosotros hoy para saber cómo le podemos ayudar.

Escrito por Law Offices of Barry M. Wax

Law Offices of Barry M. Wax

For 32 years, I have provided both State- and Federal-Level representation for those facing charges ranging from wire fraud, mortgage fraud, and healthcare fraud to identity theft, drug trafficking, money laundering, murder, DUI, domestic violence and numerous other criminal charges. In every case, it is my commitment to one-on-one service and support that has separated the Law Offices of Barry M. Wax from other criminal defense firms. When it comes to your future, you need a strong defense and the ability to make the right choices and regain control of your life.