DIFERENCIA ENTRE AMENAZA Y AGRESIÓN

Si alguna vez ha visto una serie criminal en la televisión, probablemente habrá escuchado el término “amenazas con agresión”. Aunque es verdad que los dos cargos están relacionados y a menudo vienen juntos, ¿Sabía que pueden ser dos delitos separados, dependiendo de la jurisdicción en la que ocurre el caso y dónde será juzgado?

Existe la idea equivocada de que amenaza y agresión son siempre lo mismo, pero hay algunas diferencias clave entre las dos.

En general, una amenaza consiste en intimidar a alguien con hacerle daño, pero el actor de la intimidación debe tener presente la capacidad de llevar a cabo esa amenaza. Por ejemplo, si alguien amenaza a otra persona por teléfono y le dice “¡Te voy a dar un puñetazo en la cara!”, no necesariamente sería una agresión, porque no tienen en ese momento la capacidad de llevar a cabo esa amenaza. En cambio, si el actor se encuentra frente a una persona y le dice “¡Te voy a dar un puñetazo en la cara!”, entonces es amenaza, porque en ese momento existe la capacidad de llevar a cabo esa amenaza.

La agresión es el acto en sí de tocar físicamente a alguien contra su voluntad. No requiere infligir un daño. Por lo tanto, amenazar a alguien con golpearle en la cara sería amenaza, y golpear a alguien en la cara sería agresión. Amenaza y agresión están tipificadas como delitos menores.

Sin embargo, tanto la amenaza como la agresión pueden ser “graves”. Esto es, si se usa un arma, o se inflige un daño, la severidad del delito aumenta, y entonces se convierte en delito grave. Por ejemplo, si el actor del hecho tiene una pistola, apunta a la víctima y dice “¡Te voy a matar!”, eso es una amenaza grave. En Florida, ese delito está penado con un mínimo de 3 años en prisión tras la condena. Si una agresión resulta en un daño físico serio a la víctima, la pena es de hasta 5 años en prisión.

Cuando se trata de cargos por amenaza y agresión, es importante que contrate a un abogado con experiencia y conocimiento de las muchas variaciones y complejidades que implican estos casos. Si usted ha sido acusado por amenaza, agresión, o ambos, llame a Barry M. Wax para hablar de sus opciones.

Escrito por Law Offices of Barry M. Wax

Law Offices of Barry M. Wax

For 32 years, I have provided both State- and Federal-Level representation for those facing charges ranging from wire fraud, mortgage fraud, and healthcare fraud to identity theft, drug trafficking, money laundering, murder, DUI, domestic violence and numerous other criminal charges. In every case, it is my commitment to one-on-one service and support that has separated the Law Offices of Barry M. Wax from other criminal defense firms. When it comes to your future, you need a strong defense and the ability to make the right choices and regain control of your life.